Ningún mandamiento es necesario para ser un espíritu libre. Simplemente necesitas la verdad para saber quién eres y el coraje para convertirte en lo que siempre has sido.

Aprender a amar incondicionalmente significa regresar a tu propia esencia. No hay otra forma. Tu verdadero Yo ama sin condición, pero la personalidad ha olvidado lo que significa.

Hay tantas barreras en tu mente que no te permitirán amar incondicionalmente porque aprendiste desde niño que el amor es condicional. Recibirás un cierto juguete si te comportas bien. Tu hermana te amará si eres un buen chico. Toda tu vida va sobre acciones y reacciones condicionadas.

[Extracto del libro Soulwork: Recuerda quién realmente eres]

 

firma